Unos hábitos correctos de higiene bucodental no solo son obligatorios en adultos, sino también en los más pequeños. Y es que, aunque los niños tengan dientes de leche, esto no los exime de adquirir hábitos diarios que les garanticen una buena salud dental.

Desde muy pequeños es imprescindible que aprendan a cuidar muy bien de su boca para poder prevenir infecciones o problemas bucales en el futuro. Para contribuir a ello es bueno que visiten a un dentista de vez en cuando, sobre todo en los años que van desde la infancia hasta la adolescencia.

En las consultas dentales podemos encontrar diferentes tipos de tratamientos dentales para niños que, por lo general, se suelen clasificar en dos categorías:

Tratamientos dentales infantiles preventivos

Los tratamientos dentales para niños preventivos son los que se llevan a cabo en bocas que están completamente sanas con el objetivo de mantener un buen estado de salud y evitar que puedan contraer una infección en el futuro. Dada la naturaleza de estos tratamientos son muy poco o nada dolorosos, no son invasivos y además, mucho más económicos que otros tratamientos dentales para niños.

Limpiezas dentales para niños

Para evitar las caries, enfermedades en las encías y el mal aliento en los niños son muy frecuentes las limpiezas dentales. Gracias a este sencillo tratamiento se eliminan bacterias y sarro dental que puede quedar en los dientes a partir de restos de alimentos o bebidas. Se trata de un tratamiento muy frecuente en los más pequeños, quienes por su temprana edad no son conscientes de la importancia de la higiene dental.

Aplicación de flúor en niños

El flúor o fluoruro es una sustancia imprescindible en la lucha contra el desarrollo de las caries. También da muy buenos resultados en la recuperación de las encías. Ante todo se trata de una medida preventiva, económica e indolora.

Selladores de surcos y fisuras

Este tratamiento también se usa para combatir las caries infantiles. Es muy sencillo y consiste en sellar zonas de la boca en las que es difícil acceder con el cepillo para hacer una buena limpieza.
La gran ventaja de este tratamiento es que puede llegar a tener una durabilidad de hasta dos años, momento en el que su eficacia comienza a desaparecer poco a poco. Sin olvidar que puede realizarse todas las veces que sea necesario.

Tratamientos dentales infantiles restaurativos

Los tratamientos restaurativos son algo más complejos que los anteriores y en la mayoría de los casos son los más adecuados para recuperar un diente tras un golpe, restaurar una pieza por una caries o poner solución a una malformación dental. Estos servicios dentales son más lentos, algo más caros y necesitan anestesia.

Estos tratamientos también son muy frecuentes entre los niños y entre ellos podemos encontrar:

  • Resina en tratamientos dentales infantiles

Gracias a la resina es posible realizar trabajos de restauración dental en niños. Una vez que se ha puesto fin a las caries es el mejor momento para usarla y devolver una aspecto natural al diente o dientes afectados.

  • Coronas dentales para niños

Lamentablemente cuando no se puede usar resina porque la zona dental afectada es muy grande, hay que usar coronas. Decimos lamentablemente porque no pasan tan desapercibidas o no son tan naturales como la resina. No obstante, se trata de un tratamiento muy efectivo.

  • Coronas de celuloide

Siempre hay una solución. Si las coronas tradicionales nos resultan muy poco estéticas para nuestros pequeños, podemos recurrir a las coronas de celuloide si así lo recomienda el dentista. Están hechas con resina y van genial en dientes que ya están muy dañados por las caries.

  • Pulpotomía para niños

Cuando las caries ya han destruido tanto los dientes y han llegado al nervio, no queda más remedio que hacer una pulpotomía. Este tratamiento no es especialmente complejo y consiste en remover la parte superior del nervio. Ahora bien, después de esto será necesario poner una corona para darlo por finalizado.

Recuerda que llevar a los pequeños al menos una vez al año al dentista será fundamental para su salud dental, para que sus dientes, una vez se caigan los de leche, crezcan sanos y fuertes. ¿Tienes ya tu próxima cita?

 

SOLICITAR CITA