Los mejores cuidados dentales para niños

Para los padres no hay nada más importante que la salud de sus hijos y los cuidados dentales para niños son un parte fundamental en su crecimiento y correcto desarrollo.

Los dientes de leche comienzan a salir a partir de los primeros 5 meses de edad. Un total de 20 piezas que aparecen por completo al cumplir los 3 años. Cuando esto ocurre, pueden aparecer pequeñas irritaciones en las encías y mayor sensibilidad, por lo que es importante tener presente desde ese momento una serie de cuidados.

Si se presta atención a los dientes primarios, los definitivos pueden durar toda la vida. De ahí que sea muy importante mantener una serie de hábitos saludables para prevenir problemas bucales y tener unos dientes fuertes y sanos en el futuro.

Cómo cuidar los dientes de los más pequeños

Para los bebés es importantes que se realicen una serie de cuidados delicados. Se recomienda que después de cada comida se realice una limpieza de las encías del bebé con un paño húmedo o gasa. Además, a la hora de dormir se aconseja usar solo biberones que contengan agua, ya que la leche o zumos al ser bebidas azucaradas pueden afectar a sus dientes.

Cuando los niños tienen 1 o 2 años es preferible cambiar las gasas por un cepillo con cerdas muy blandas y usar una pasta de dientes sin fluoruro, ya que es segura si el bebé la traga. A partir de ese momento, será posible cepillar los dientes del pequeño tres veces al día y comenzar a usar hilo dental.

Conforme los niños vayan creciendo es importante dedicar tiempo a enseñarles cómo cepillarse los dientes. Hasta los seis años lo mejor es que el cepillado lo realicen los padres y que posteriormente supervisen a los niños.

Enseñarles a cepillarse los dientes es esencial para que tengan una buena salud dental. Es fundamental que se cepillen los dientes de arriba abajo y de atrás hacia delante. Para inculcarles el hábito de cepillado diario, se les puede decir que es una tarea de mayores, ya que a ellos les encantan hacer cosas de adultos. Realizar algún juego con el espejo o leerles un cuento mientras se cepillan los dientes también, son buenas opciones para crear el hábito de cepillado.

Tengamos en cuenta que los niños prefieren las pastas de dientes con sabores dulces y coloridos, por esta razón se recomienda escoger una pasta de dientes atractiva, acorde a su edad. Estos dentífricos infantiles contienen la dosis necesaria para el pequeño, por lo que son perfectas.

Otros cuidados dentales infantiles

Respecto a la alimentación es importante que los niños tengan una dieta equilibrada baja en azúcares que ayude a evitar la aparición de caries en los dientes y la formación de placa bacteriana que pueda favorecer la aparición de enfermedades en las encías.

Es importante que los niños realicen una visita al dentista cada seis meses para evitar problemas bucales. Además, no podemos olvidar comentar al odontólogo si el niño respira por la boca o se chupa el pulgar. Con estas revisiones se puede controlar cómo evoluciona la posición de los dientes y aplicar los tratamientos que sean necesarios.

No podemos descartar la posibilidad de acudir a otros especialistas como el logopeda, quien ayudará a completar determinados tratamientos que combinan la logopedia y odontología para facilitar la habituación de aparatos dentales en niños.

Por último es fundamental beber agua con frecuencia. Los niños estarán más hidratados y su producción de saliva será mayor, lo que contribuirá a conservar sus dientes limpios.