Logopedia en odontología ¿Cuándo es necesario?

Menuda sorpresa se llevan los padres que acompañan a sus hijos al dentista y este les dice que tiene que derivarlos a un logopeda. ¿Cómo puede ser? Se preguntan muchos. Bien, a continuación, te lo explicaremos la relación entre logopedia y odontología.

Un logopeda es el encargado de ocuparse de problemas al hablar, alteraciones en el lenguaje escrito y oral, la voz, la audición y la deglución. Su figura es imprescindible en muchísimos tratamientos odontológicos. De hecho, no es extraño encontrar clínicas dentales en las que dentistas y ortodoncistas trabajan conjuntamente con logopedas.

Básicamente porque el trabajo del dentista influye en el del logopeda y a la inversa ocurre exactamente lo mismo. Por ejemplo, si hay cambios en el arco dental estos requerirán el trabajo conjunto de ambos especialistas para iniciar un tratamiento y aplicar las técnicas más adecuadas para poner fin a los problemas y obtener grandes resultados.

Por lo general, el dentista es el primero en tratar con el paciente y quien realiza una valoración inicial del problema. Si este detecta que existe algún tipo de distorsión, la lengua está mal colocada o el paciente respira por la boca, lo derivará a un logopeda.

La intervención de un logopeda será fundamental en los siguientes casos:

  • Respiración oral
  • Masticación alterada
  • Masticación ineficiente
  • Bruxismo
  • Briquismo
  • Disyunciones en las articulaciones temporomandibulares
  • Dolor
  • Alteraciones al hablar
  • Maloclusiones dentales
  • Mejillas mordidas
  • Posición inadecuada de la lengua
  • Distorsiones
  • Alteraciones en la deglución
  • Mordidas abiertas y cruzadas
  • Cambios posturales

Terapia miofuncional

La terapia miofuncional es la disciplina que ayuda a corregir las disfunciones orofaciales y respiratorios. Aunque es muy útil en otros campos de intervención como postoperatorios, discapacidades cognitivas malformaciones faciales y/o craneofaciales,… en la ortodoncia juega un papel fundamental.

Esta terapia implica un trabajo interdisciplinar entre logopedas y dentistas, además de la intervención del paciente que en unas ocasiones podrá ser activa y en otras completamente pasivas.

Ante todo, con un tratamiento miofuncional se pretende reeducar al paciente y enseñarle nuevos comportamientos esqueléticos y musculares a través de ejercicios, praxias, masajes, control postural,… Solo así es como se conseguirán mejorar las zonas peribucales afectadas o corregir la respiración.

Si observamos en los más pequeños algún hábito como los anteriormente descritos o detectamos alguna disfunción en relación a estos, nuestra recomendación es acudir de inmediato a la consulta de un dentista profesional. No olvidemos que cuando antes se detecte una alteración, antes podrá corregirse. Sobre todo en el caso de los niños, para así evitar que con el paso de los años aparezcan problemas relacionados y de mayor gravedad.

 

SOLICITAR CITA