La prótesis dental más adecuada

Una prótesis dental puede ser necesaria por razones muy variadas. Desde caries, todo tipo de enfermedad de las encías o traumatismos.

La falta de piezas dentales puede generar dificultades al masticar y que aparezcan diastemas. También, en muchas ocasiones, originan espacios entre los dientes, hacen que se descuelguen, inclinen o crezcan.

La solución para recuperar los dientes perdidos y ponen fin a cualquier tipo de problema es una prótesis dental. Las prótesis dentales pese a ser aparatos que se diseñan de forma artificial, sustituyen la dentadura original con un aspecto muy natural. Es más, todas estas dentaduras se hacen a medida del cliente. Así es como se consigue que no se alteren los rasgos y contornos faciales y que no se hundan los labios o mejillas, además de, por supuesto, una gran sonrisa.

Para saber cuál es el implante dental más adecuada para ti lo primero que tienes que hacer es acudir a tu dentista de confianza para que realice un estudio del estado en el que se encuentra tu boca, ya que el tipo de prótesis que te recomendará dependerá de tu salud bucal.

Tipos de prótesis dental

Estos son los tipos de prótesis dental que existen:

Prótesis dental fija

Una prótesis dental fija es la que se une a los dientes existentes o los propios implantes de forma permanente. Son las más adecuadas cuando en la boca del paciente hay que reemplazar de uno a dieciséis dientes.

Este tipo de prótesis pueden ser cementadas, estar atornilladas o fijas de forma mecánica a los dientes originales, raíces dentales o unos implantes destinados para tal fin.

Dentro de las prótesis dentales permanentes podemos distinguir entre coronas o fundas y puentes.

Coronas o fundas

Las coronas se colocan para estabilizar los dientes y preservarlos. Las hay que cubren todo el diente – coronas completas – y otras que son parciales y que solo cubren una pequeña parte del diente.

Los materiales más usados para hacer coronas son el metal, la porcelana, la cerámica o el plástico. Obviamente, los metálicos son los más resistentes.

Puentes

Los puentes se diseñan para sustituir una o varias piezas dentales, además de para unir espacios entre los dientes.

Existen diferentes materiales para diseñar puentes. Será el dentista la persona encargada de decidir cuál usar en cada tratamiento en función a los dientes que faltan, rasgos faciales del paciente o el color de los dientes naturales.

Implantes dentales

Son muy estables y se colocan en la mandíbula anclados al tejido óseo. Son una especie de raíces simulando a las de los dientes originales que están hechas de metal y a que a su vez pueden integrar otros dientes artificiales, coronas o puentes.

Prótesis dentales removibles

Las dentaduras postizas de quita y pon reciben el nombre de prótesis removibles. Estas dentaduras son las más adecuadas para recuperar una dentadura que se encuentra incompleta.

Una de las grandes ventajas de las prótesis dentales removibles es que su diseño no necesita mucho tiempo en comparación con el de las prótesis fijas. Al ser mucho más inmediatas, también son las más usadas. Y no solo se utilizan para sustituir dientes, sino que también son las mejores para cuando hay ausencia de hueso alveolar, mandíbula o tejido periodontal blanco entre otras aplicaciones de complejidad.

Dentro de las prótesis dentales removibles encontramos dos tipos diferentes:

Prótesis dental completa removible

Las completas removibles se usan en pacientes a los que no se pueden colocar implantes. Es decir, en pacientes que no tienen dientes y la prótesis solo puede poner sobre la mucosa y paladar.

Prótesis dental parcial removible

Este tipo de prótesis no se usan actualmente, ya que han sido reemplazadas por los implantes dentales.

Prótesis dental mucoimplantosoportada

Cuando no hay hueso suficiente en la boca de un paciente, se usan este tipo de implantes. Son removibles y el número de implantes que se suelen tanto en la mandíbula inferior como en la superior se encuentra entre dos y cuatro.

Como decíamos, se trata de una dentadura removible, que tiene la gran ventaja de mantenerse sujeta. Por lo que resulta muy cómoda para todos los pacientes que la requieren.

Prótesis dental de precisión

Se trata de otra prótesis removible que contiene una especie de pieza que bloquea la dentadura sobre los diente naturales. Los pacientes prefieren siempre prótesis de este tipo porque permiten una gran libertad en los movimientos faciales: comer, hablar, sonreír, … y, por supuesto, porque se quitan y se ponen con una gran facilidad.

Sobredentadura

Este tipo de prótesis se colocan sobre implantes dentales o raíces naturales de los dientes. Es cierto que aportan una gran estabilidad en la boca de los pacientes, pero requieren una higiene oral excelente, ya que son muy delicadas.

Las prótesis dentales fijas suelen ser más caras, pero como son las más cómodas, son muy demandadas. Y las prótesis removibles, por ejemplo, son las más adecuadas para aquellas personas que no pueden someterse a una operación para colocarle unas prótesis fijas.

En definitiva, todas estas prótesis son válidas para incorporar a la boca de un paciente la pieza o piezas dentales ausentes. Ahora bien, la elección entre un tipo de prótesis u otra dependerá no solo del gusto estético del paciente, sino también e la decisión de un dentista experto.

 

SOLICITAR CITA