Cómo se cura una enfermedad periodontal

Es probable que tengas una enfermedad periodontal y que no lo sepas, ya que es una de los problemas bucales más frecuentes. De hecho, muchas personas tienen una enfermedad leve en las encías y no presentan ningún síntoma a simple vista.

Ahora bien, si sientes sensibilidad dental, dolor al masticar, te sangran las encías, tienes enrojecimiento o mal aliento, es probable que tengas una infección. Del mismo modo, si el color de tus dientes, encías, lengua o tejido gingival varía, también es probable que tengas una enfermedad de las encías.

Cuando acudas a un dentista por una posible enfermedad de las encías, este realizará un examen muy exhaustivo para evaluar tu salud dental. Para ello utilizará un instrumento que recibe el nombre de sonda periodontal y que se usa normalmente para medir la profundidad del espacio que hay entre la encía y los dientes.

Tratamientos para curar una enfermedad periodontal

Si el dentista observa que el tejido de tus encías está sano y que no hay una gran profundidad entre los dientes y las encías, todo estará bien. Sin embargo si descubre que la profundidad es de unos 3 mm o menos, te advertirá de que padeces una infección causada por placa bacteriana que hay que tratar lo antes posible.

En muchas ocasiones será tu propio dentista quien trate la infección directamente, pero también puede ocurrir que te recomiende a un periodontólogo si considera que la enfermedad está avanzada.

Por lo general, el tratamiento más frecuente en estos casos es el curetaje y alisado radicular. Gracias a este método es posible remover la placa y todo el sarro que se encuentra en las encías. De este modo se consigue alisar y pulir la superficie a tratar.

Debes saber que este procedimiento no causa dolor en los pacientes, pero recuerda que existe la opción de solicitar anestesia local a tu dentista para evitar cualquier tipo de molestia.
En el caso de que la infección sea persistente, es posible que el dentista también te recomiende algún medicamento para ponerle fin y controlar el dolor que en muchas ocasiones provoca.

Es probable que para sanar tus encías necesites más de una visita a la clínica. De hecho, no será extraño que debas acudir a revisión para que el dentista pueda estudiar el modo en el que está sanando tu boca, ya que si persisten franjas superiores a 3 mm por entonces, deberá ampliarse el tratamiento.

Si durante la revisión el dentista comprueba que ha evolucionado favorablemente, lo mejor que puedes hacer es continuar siguiendo sus recomendaciones y manteniendo una correcta higiene bucal en casa, solo así podrá remitir la infección. Así que ten muy cerca el cepillo, el hilo dental y el enjuague.

 

SOLICITAR CITA