Cómo saber si tienes una enfermedad de las encías

Las enfermedades o infecciones de las encías son ocasionadas principalmente por todas las bacterias que se encuentran en la boca y una de las principales causas de la pérdida de piezas dentales y problemas bucales más frecuentes.

Si se lleva a cabo una higiene bucal correcta, es algo que se puede evitar. Sin embargo, si no hay un cepillado frecuente y no se usa el hilo dental, se origina placa que puede llegar a endurecerse y provocar sarro. Llegados a este punto, será necesaria la visita a un dentista o higienista dental.

¿Como saber si tengo una enfermedad en las encías?

Las enfermedades en las encías a veces pueden ser difíciles de detectar debido a que son indoloras o producen poca irritación. No obstante, si no se tratan con rapidez pueden ser irreversibles. Por ello, es importante asistir con frecuencia a un dentista profesional para detectar cualquier posible problema bucal.

Si no mantenemos unos cuidados de salud dentales diarios podemos correr el riesgo de contraer alguna enfermedad como la gingivitis, la cual requiere tratamiento médico por parte de un especialista. Lo mismo ocurre ocurre con la periodontitis, la cual es más difícil de tratar si cabe.

Como decíamos anteriormente, las enfermedades de las encías pueden no causar dolor alguno, así que en muchas ocasiones es difícil averiguar si existe alguna alteración. No obstante, se pueden detectar posibles infecciones si prestamos atención a algunos síntomas como los siguientes:

  • Encías rojas.
  • Encías inflamadas.
  • Mal aliento.
  • Dolor al masticar.
  • Dientes sensibles.
  • Dientes flojos.

Si detectamos en nuestra boca alguna de estas afecciones, lo más sensato es acudir a un especialista dental que pueda realizar un estudio exhaustivo de las encías y dientes.

Factores originan enfermedades en las encías

Es importante que el dentista esté informado del historial médico del paciente, ya que las enfermedades en las encías se pueden originar por diversos factores e incluso por complicaciones en los implantes dentales. Toma nota:

  • Fumar o mascar tabaco son unas de las principales causas por las que pueden aparecer infecciones en las encías. Estos hábitos pueden perjudicar la recuperación una vez iniciado el tratamiento, ya que deja de ser efectivo.
  • Las personas con diabetes tienen mayor predisposición a sufrir infecciones en las encías. Los tratamientos para curar enfermedades como el cáncer y el sida pueden llegar a producir  complicaciones en las encías.
  • Los cambios hormonales que sufren las mujeres a lo largo de la vida pueden provocar problemas de sensibilidad en las encías que favorezcan el desarrollo de gingivitis.
  • Existen numerosos fármacos que pueden llegar afectar a las encías como los bloqueadores de calcio, anticonceptivos, o simplemente medicamentos que reducen el flujo de saliva.
  • Existen personas que son más proclives a desarrollar enfermedades en las encías debido a la genética. Los hombres tienden a tener más problemas en las encías que las mujeres. Estas enfermedades suelen aparecer entre los 30 y 50 años. Sin embargo, si no se cuida la higiene bucal pueden surgir en edades más tempranas como en la adolescencia.

Cuando las enfermedades de las encías se detectan a tiempo, pueden curarse con facilidad aunque el tratamiento sea largo. No obstante, y puesto que cada boca es diferente, los tratamientos serán específicos, adaptados a la enfermedad y a la gravedad de la infección del paciente.