Casi nadie se escapa de ellas. Con el paso del tiempo, aunque la higiene sea adecuada, los alimentos y las bacterias que entran en contacto con el esmalte dental lo tiñen y los desgastan, provocando antiestéticas manchas.

Seguramente te sorprenderá saber que, en la mayoría de los casos, es muy sencillo quitar las manchas de los dientes y lucir una dentadura blanca. Solo tienes que acudir a tu dentista y seguir sus indicaciones.

Tipos de manchas dentales

Antes de nada conviene identificar el tipo de mancha que tienen tus dientes, para así conocer las posibles causas que la provocan. La reconoceremos por el color:

  • Marrones

Son manchas oscuras fácilmente apreciables, pues destacan claramente sobre el blanco del diente. Son provocadas por un tipo de alimentos, principalmente bebidas, que tiñen los dientes: café, té, tabaco, etc.

  • Amarillas

Al igual que las anteriores están provocadas por alimentos, en este caso por ácidos como el vinagre o los frutos cítricos, que erosionan la capa del esmalte y la vuelven más fina. Entonces dejan a la vista la dentina, de color amarillo. También existen antibióticos de alto espectro, concretamente las tetraciclinas, que suelen o solían emplearse para algunos tipos de infecciones urinarias, estomacales o respiratorias. Las pequeñas fisuras y golpes también pueden hacer que el diente se amarillee debido a la necrosis del mismo.

  • Blancas

Las blancas pueden surgir por muchas razones. Una de las causas más usuales por la que suelen salir es por la escasez de calcio o de hierro, que provocan pequeñas manchas de color blanco.

Otro motivo usual es la descalificación provocada por las caries, que también afectan al color del esmalte que se tornará blanco en su contorno.

Tratamientos para borrar la coloración en los dientes

Si has apreciado que están apareciendo manchas en tu piezas dentales te recomendamos que acudas a tu estudio dental de confianza. Allí te realizarán un examen bucodental para hallar las posibles causas y proponerte la mejor solución.

Muchas veces estas antiestéticas manchas son muy fácilmente eliminables y no merecen la pena dejarlo pasar y enturbiar una bonita sonrisa.

Limpieza dental en clínica

Si las manchas son superficiales pueden ser fácilmente eliminadas con una limpieza bucodental en clínica.

Los higienistas limpiarán exhaustivamente tu boca durante algo menos de una hora. Para ello realizarán un cepillado con una pasta especial y aeropulidores de agua a presión con bicarbonato de sodio.

Con este procedimiento nada invasivo se podrán retirar fácilmente las manchas superficiales adheridas al esmalte. Así las marcas provocadas por los malos hábitos desaparecerán.

El blanqueamiento dental

Ya hemos hablado alguna vez del blanqueamiento dental. Un tratamiento rápido y totalmente indoloro.

Normalmente se realiza en un procedimiento combinado, que consta de dos partes. Una que podrás realizar en tu casa, ya que básicamente son unas férulas con un gel blanqueador que te podrás poner sin complicaciones, y la otra es una sesión con una lámpara de luz que se realiza en clínica y cuya función es potenciar los efectos de las férulas.

Carillas de porcelana o composite

Las carillas son unas cubiertas superficiales muy finas y traslúcidas, que se colocan sobre el diente, mimetizándose a la perfección.

Esta solución además permite modificar otros rasgos estéticos de la cara, más allá del tono del diente. De esta forma podrás variar la forma, el tamaño, la posición y cerrar huecos.

Microabrasión

Esta es una técnica pensada para las pigmentaciones más complicadas. Consiste en aplicar una pasta de abrasión química que permite retirar una pequeña capa del esmalte y después pulirla hasta conseguir los resultados deseados.

Fototerapia antibacteriana

Es un tratamiento con luz que permite combatir las infecciones superficiales causadas por algunas bacterias resistentes a los antibióticos. Estas bacterias se adhieren al esmalte y lo ennegrecen.

Correcta higiene dental en casa

Tanto de forma preventiva como de tratamiento, resulta esencial mantener una buena rutina de higiene dental en casa. Esta es la mejor manera de conservar una boca sana y el blanco natural de los dientes.

Para ello es importante cambiar de cepillo cada vez que las cerdas se desgasten, para que siga cumpliendo su función. Pasar el hilo dental quitará cualquier resto de comida que pueda causar caries y mal olor. Y por último, un enjuague bucal de calidad eliminará las bacterias y mantendrá la boca protegida.

En resumen, si tus dientes están manchados te recomendamos que acudas a un dentista para que te aconseje el tratamiento más adecuado en función a los tratamientos dentales más novedosos. Con ello evitarás que las antiestéticas manchas desluzcan tu sonrisa. Recuerda que estos tratamientos suelen ser muy rápidos e indoloros y tienen un agradable efecto visual.

SOLICITAR CITA