A lo largo de los años pasamos por numerosas vivencias que se reflejan en nuestro rostro. Los labios, por ejemplo, son una de las zonas faciales que más llaman la atención y que conforme pasan los años, también van sufriendo cambios.

Actualmente, una de las mejores soluciones para mantener y mejorar el aspecto de nuestros labios es el ácido hialurónico. Una sustancia excelente que no solo tiene utilidades estéticas, sino que también puede usarse con fines médicos, como ocurre en el caso de la odontología.

Así, los usos del ácido hialurónico en clínicas dentales giran en torno a conseguir unos labios más hidratados y carnosos como para corregir alteraciones producidas por ortodoncias o la pérdida de alguna pieza dental.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una sustancia completamente natural. De hecho, la encontramos en nuestro propio cuerpo en numerosos tejidos y órganos como la epidermis, el tejido conectivo, cartílagos, líquido sinovial, ojos, …

Aunque nuestro propio cuerpo pueda producir ácido hialurónico, conforme nos hacemos mayores vamos perdiendo la capacidad de generarlo. Es por ello que, por ejemplo, en nuestra piel y facciones vayan apareciendo signos visibles de envejecimiento. 

Gracias a los avances estéticos, y a la inyección de ácido hialurónico en pequeñas dosis, por fin es posible recuperar de nuevo la elasticidad e hidratación de los labios, reparar imperfecciones tras una ortodoncia o aumentar su volumen.

¿En qué consiste un tratamiento de ácido hialurónico?

Los tratamientos de ácido hialurónico son muy sencillos y no requieren una intervención compleja. Además, puede realizarse tanto en clínicas estéticas como estudios dentales.

Por lo general, una sesión tiene una duración de unos 45 minutos y al no requerir ningún tipo de cirugía, el paciente, una vez terminado el tratamiento, puede continuar con su rutina diaria.

Un tratamiento de ácido hialurónico puede realizarse en cualquier estación del año, a diferencia de otros tratamientos estéticos como la depilación láser. Aunque siempre habrá que respetar las indicaciones recomendadas por los profesionales.

Si bien es cierto, las primeras 24-36 horas tal vez pueda observarse la zona tratada algo más inflamada, pero una vez pasado este tiempo se pueden apreciar los resultados del tratamiento.

¿Cómo se aplica el ácido hialurónico?

En tres sencillos pasos, y gracias al ácido hialurónico, es posible modificar y mejorar el aspecto de los labios:

  1. Es necesario limpiar el rostro antes de comenzar un tratamiento, dejando la piel limpia y libre de cualquier resto de maquillaje.
  2. Se aplicará una crema anestésica que hará efecto pasados unos 30 minutos. Este paso no será necesario en aquellos inyectables que incorporan la anestesia.
  3. El profesional rellenará las zonas a moldear.

¿Cúal es la duración del tratamiento?

La duración de un tratamiento con ácido hialurónico va a depender siempre del inyectable que se use, es decir, de la calidad del mismo. Por supuesto, cuanta más calidad tenga el ácido hialurónico, mejores y más naturales serán los resultados.

Estas son las diferentes gamas de ácido hialurónico y su duración aproximada:

  • Gama alta: 12 meses.
  • Gama media: 8 meses.

Una vez transcurridos estos meses, los efectos del ácido hialurónico empiezan a desaparecer. Por lo que sería necesario otra sesión. Esto ocurre porque, como decíamos al principio, se trata de un componente natural.

¿Cuánto cuesta un tratamiento de ácido hialurónico?

El coste de un tratamiento varía en función a la calidad del ácido y, por supuesto, en función a la clínica a la que acudas.

Un buen tratamiento puede costar de 300 a 400 euros. También es cierto que es posible encontrar clínicas que ofrezcan precios más económicos en torno a los 150 o 200 euros. Sin embargo, es posible que la calidad del ácido hialurónico no sea la más recomendable y la duración más limitada.

¿Cuál es el mejor tratamiento de ácido hialurónico?

Los tipos de tratamientos son muy variados, y dependiendo del paciente, el profesional recomendará el más adecuado para conseguir los resultados más naturales.  Para decidir cuál es el tratamiento más adecuado, será  imprescindible un estudio previo de la zona a tratar.

¿Cúal es el tratamiento que más de ajusta a ti?

Los tipos de tratamientos son muy variados, dependiendo del paciente, el profesional recomendará el mejor y el más adecuado a la zona. Entre los que existen, podemos encontrar:

    • Inyectable de relleno: es muy útil cuando el paciente desea aumentar el volumen de sus labios.
    • Inyectable de perfilado: como su propio nombre indica, los inyectables de este tipo son muy útiles para perfilar los labios y obtener como resultado unos labios perfectamente definidos.
    • Inyectable de hidratación: gracias a este inyectable es posible acabar con los labios resecos y cortados, ya que aporta una hidratación máxima dejando unos labios suaves, carnosos y protegidos.

¿Cuánto cuesta un tratamiento de ácido hialurónico?

El coste de un tratamiento de labios con ácido hialurónico varía en función a la calidad del ácido y, por supuesto, en función a la clínica a la que acudas.

Un buen tratamiento puede costar de 300 a 400 euros. También es cierto que es posible encontrar clínicas que ofrezcan precios más económicos en torno a los 150 o 200 euros. Sin embargo, es posible que la calidad del ácido hialurónico no sea la más recomendable y la duración más limitada.

¿Cuál es el mejor tratamiento de ácido hialurónico?

Los tipos de tratamientos son muy variados, y dependiendo del paciente, el profesional recomendará el más adecuado para conseguir los resultados más naturales.

Para decidir cuál es el tratamiento más adecuado, será imprescindible un estudio previo de la zona a tratar.

¿Cúal es el tratamiento que más de ajusta a ti?

Los tipos de tratamientos son muy variados, dependiendo del paciente, el profesional recomendará el mejor y el más adecuado a la zona. Entre los que existen, podemos encontrar:

  • Inyectable de relleno: es muy útil cuando el paciente desea aumentar el volumen de sus labios.
  • Inyectable de perfilado: como su propio nombre indica, los inyectables de este tipo son muy útiles para perfilar los labios y obtener como resultado unos labios perfectamente definidos.
  • Inyectable de hidratación: gracias a este inyectable es posible acabar con los labios resecos y cortados, ya que aporta una hidratación máxima dejando unos labios suaves, carnosos y protegidos.

Los tratamientos de ácido hialurónico dependen del paciente y de sus necesidades. Tanto si es por fines estéticos como médicos, el ácido es una buena opción para remodelar los labios, ya que es una forma segura y rápida para conseguir grandes resultados.

Del mismo modo, también es muy importante contar con asesoramiento profesional en ácido hialurónico para labios, ya que la elección de un buen tratamiento tendrá como resultado unos resultados de calidad y naturales.

SOLICITAR CITA